Régimen fiscal, ¿cuál elegir?

¿Estar a punto de iniciar tu negocio?

¿Trabajas como freelance y quieres dar facturas?

¿Sabes a cuál régimen fiscal del SAT te conviene inscribirte?

 

Si vas a iniciar un negocio o generarás ingresos de forma independiente, uno de los principales trámites es el inscribirte ante el SAT y para eso debes elegir uno de los tipos de régimen fiscal que más se adecue a tus necesidades, ya que de eso dependerán las obligaciones fiscales que debes cumplir.

Aquí te presentamos los principales regímenes para que elijas el que más se adecue a tus necesidades:

Tipos de régimen fiscal para personas físicas -Individuos-

Si estás emprendiendo por tu cuenta y eres el único dueño del negocio, puedes elegir darte de alta como persona física y escoger el régimen acorde a la actividad que vas a realizar.

  1. Servicios profesionales (honorarios). Si brindas servicios profesionales de manera independiente a empresas, dependencias de gobierno o a personas físicas en general, como contador, médico, abogado, por mencionar algunos.
  2. Actividades empresariales. Si realizas actividades comerciales, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, te corresponde el régimen de actividades empresariales. Por ejemplo, restaurantes, cafeterías, ferreterías, talleres mecánicos, entre otros.
  3. Arrendamiento de inmuebles. Si obtienes ingresos por rentar bienes inmuebles.
  4. Régimen de Incorporación Fiscal. Si realizas actividades empresariales, que vendan bienes o presten servicios por las que no se requiera para su realización título profesional

 

 

Tipos de régimen fiscal para Personas Morales -Empresas-

En el caso de que tu emprendimiento haya sido constituido en conjunto con uno o más socios, puedes optar por los siguientes regímenes, los cuales dependerán de tu objeto social.

  1. General

Aplica para todas las organizaciones que tienen fines lucrativos. Por ejemplo, sociedades como las anónimas, de responsabilidad limitada, etc. Es importante señalar que, para este tipo de régimen, tu empresa debe constituirse ante notario público.

 

 

Acumulación de ingresos

Es importante señalar que el SAT otorga una facilidad para el cumplimiento de las obligaciones fiscales para aquellas organizaciones que tengan ingresos máximos de cinco millones de pesos anuales.

La característica principal de esta facilidad es que el ISR (Impuesto sobre la renta) se paga mediante flujo de efectivo, es decir, acumulando ingresos y deducciones autorizadas hasta que se encuentran efectivamente cobrados o pagadas.

 

Sociedades por Acción Simplificadas

Las Sociedades por Acción Simplificadas (SAS) es una nueva forma de constituir a tu empresa, se deriva del régimen general y permite a una o más personas físicas constituir tu empresa a través de medios electrónicos con un capital inicial que puede ir desde $1.00 y no se requiere de la intervención de un notario público. Con esto, se busca reducir la informalidad y simplificar el proceso de constitución para micro y pequeñas empresas.

 

  1. Con fines no lucrativos:

Bajo este régimen se deben incorporar todas aquellas organizaciones sin fines de lucro como instituciones de beneficencia, organizaciones religiosas, sociedades civiles etcétera.

 

 

Resumen:

  1. Identificar si realizarás tu emprendimiento por cuenta propia o en conjunto con uno o más socios.
  2. Identificar tu objeto social, es decir, que servicio prestarás o que venderás.
  3. Seleccionar el Régimen Fiscal que más se adecue a tus necesidades y características de negocio.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial